Liga Heineken: Gernika desciende con la cabeza alta y La Vila promociona

Fotografía: Anuar Gómez.
¡De locos! En línea con lo vivido a lo largo de esta inolvidable temporada en la División de Honor masculina, la igualdad y la tensión han marcado una apasionante última jornada de fase regular. Tras este desenlace con suspense y nervios constantes, dado que los tres equipos que peleaban por no descender han ocupado en algún momento las tres plazas de la discordia (10ª, 11ª y 12ª), y lo mismo ha sucedido en la lucha por los playoffs, ya tenemos la clasificación final. Playoffs: SilverStorm El Salvador termina líder, por lo que será local en las semifinales por el título y también en la final en caso de alcanzarla. Le acompañan en la fase final VRAC Quesos Entrepinares (2º), Sanitas Alcobendas Rugby (3º), AMPO Ordizia R.E. (4º), UBU-Colina Clinic Aparejadores (5º) y Barça Rugbi (6º). Así, las semis por el campeonato medirán a El Salvador contra el ganador de los cuartos Ordizia – Aparejadores por un lado, y al VRAC contra el vencedor del Alcobendas – Barça por otro. Promoción: C.R. La Vila, tras imponerse en un muy buen partido al Barça, debe jugar la promoción de ascenso/descenso ante el subcampeón de la DHB para intentar permanecer en la máxima categoría. Descenso: Tras remar y remar en una segunda mitad de temporada de la que pueden sentir orgullo y frustración a la par, Bizkaia Gernika R.T. no hizo buena su victoria en el partido aplazado ante C.R. Complutense Cisneros y se despide por lo menos un año de la Liga Heineken, tras caer ante Sanitas Alcobendas Rugby. Este gran equipo lo ha dado todo y a partir de mañana pensarán en volver cuanto antes a la élite.
Fotografía: Manuel Ángel González.
Ya el domingo, el VRAC Quesos Entrepinares emuló a sus vecinos y máximos rivales, derrotando al otro equipo guipuzcoano, AMPO Ordizia R.E., por 29-45. Tanto los queseros como los del Goierri se dejaron de especulaciones y ofrecieron un encuentro muy atractivo y con alternativas, sin presión por condicionantes clasificatorios. Al gran primer tercio del VRAC le siguió una remontada espectacular de los locales, pero los de Diego Merino volvieron a tomar el control en el tramo final, liderados por John-Wessel Bell, y devolvieron el golpe.
Fotografía: Prensa VRAC.
No sin sufrir, el Aparejadores hace historia y se clasifica para la fase final por el título en su primera temporada en la Liga Heineken. Aunque no fue el mejor partido de los burgaleses y Cisneros controló el juego en tramos prolongados, la enorme efectividad de los locales en los últimos metros fue a la postre determinante para lograr imponerse 32-29. Los colegiales, con el ensayo de Pablo Hayali en la última jugada, consiguen los dos puntos bonus que les salvan de la promoción. Tal y como era de esperar, tanto Barça como La Vila lucharon a cara de perro durante 80 minutos por lograr sus objetivos. Con sendas defensas rindiendo a máximo nivel y a pesar de que los catalanes tuvieron más posesión en campo contrario, fue La Vila quien encontró más huecos a la hora de la verdad, lo que junto a una inconmensurable resistencia final le concede la victoria por 11-17 y una segunda oportunidad para salvarse, en promoción. El bonus defensivo hace que el Barça esté en playoffs. La U.E. Santboiana hizo todo cuanto estaba en su mano para quedar entre los seis primeros, al ganar en Santander 21-34 a un aguerrido Aldro Energía Independiente R.C. No obstante, a pesar de dejar una muy buena imagen en San Román se quedan a las puertas y ya focalizan sus esfuerzos en aprender de los errores de cara al año que viene, al igual que su rival, a quien el bajón en el tramo final de temporada no debe hacerles venirse abajo y buscarán volver a estar entre los mejores de la categoría. En las Terrazas, Alcobendas subsanó su mal arranque remontando ante Gernika (26-20), con lo que logran la muy notable cifra de 16 victorias en 22 partidos. Los visitantes fueron siempre competitivos y apretaron mucho ante uno de los equipos más potentes, pero como en tantos otros partidos de la temporada 2018/19, no fue suficiente para llevarse los puntos necesarios. La batalla más dura e igualada por el descenso en tiempos recientes acaba con la tristeza de un Bizkaia Gernika R.T. que nos ha dejado muy buen rugby y que se partirá la cara por volver a la Liga Heineken.