Victoria 18-48 ante Rumanía y a un paso del WR U20 Trophy

Fotografía: José Fernandes
La Selección española U20 se impuso en su segundo partido del Campeonato de Europa que está celebrándose en Coimbra, Portugal. Lo hizo con un contundente 18-48 ante Rumanía, en un choque en el que volvieron a ser superiores en todas las fases de juego, a excepción de la melé, pero en el que cometieron más fallos a la mano de los que nos tienen acostumbrados. El staff del equipo español tendrá ahora varios días para volver a engrasar al equipo y prepararlo de cara al gran partido del próximo sábado contra los vigentes campeones y anfitriones del torneo, Portugal, en el que posiblemente se decidirá quién viaja a Brasil para disputar el World Rugby U20 Trophy. Los Leones comenzaron el partido cargados de energía y con muchas ganas de jugar rápido y no especular con el resultado en un encuentro de tanta relevancia como este, pero la precipitación hizo que cometieran varios errores en los primeros minutos y perdieran el balón a escasos metros de la línea de cal de los Robles. Luchando por defender y llevar al suelo a los rocosos rumanos, nuestro medio melé Kerman Aurrekoetxea cometió un placaje peligroso y debió sentarse 10 minutos en el banquillo tras ver la tarjeta amarilla. Con esta contingencia y en inferioridad numérica, Juan Martínez dejó el zaguero para colocarse de director del juego en ausencia de su compañero de equipo, y así llegó el primer ensayo para los españoles, posado por el potente centro Gonzalo López-Bontempo. La superioridad de los nuestros con el balón en la mano era notable, pero en la melé no paraban de sufrir y perder metros hasta el punto de que los Robles rascaron un golpe de castigo que pasaron entre palos para poner el 3-7. Kerman volvió al campo y a los pocos instantes aprovechó la ausencia de postes en una abierta rumana para marcar el segundo ensayo, aunque el buen ritmo en ataque no estaba replicándose en defensa y los rumanos contestaron casi inmediatamente con otra marca de su ala que los acercaba 8-14 en el marcador. Después de parar el juego e intercambiar patadas a palos, llegaba otro para los españoles posado por Marc Palomar, tras un maul imparable marca de la casa, y un último de Gonzalo López con su característica potencia. Así, los Leones se marchaban 11-31 al descanso con el bonus ofensivo ya en el bolsillo. En la segunda mitad, los nuestros volvieron a desinflarse, como ya sucedió en el primer encuentro del campeonato ante Rusia, y necesitaron varios minutos para volver a entrar en el partido, a lo que ayudó un nuevo ensayo de Juan Martínez y dos cartulinas amarillas que recibieron nuestros rivales por juego sucio e hicieron sumar un ensayo de castigo más. Al filo del encuentro el tercera línea de los Robles marcó el segundo para los suyos, que aún así no pudieron arrebatar a España el bonus y cerraron el luminoso con un contundente 18-48.